Conocer el flujo de desembolso en el pre y post embarque

Las empresas exportadoras pueden acceder a una amplia cartera de productos para financiar sus operaciones en etapas de producción, pre y post embarque. En la modalidad de pre embarque los recursos se destinan a los procesos que van desde la recepción del pedido (con una orden de compra, carta de crédito de exportación y contrato de compra venta internacional) hasta el proceso de producción de los bienes a exportar.

Por lo general, el financiamiento para el pre embarque y post embarque es a 180 días (desde la fecha de desembolso hasta la devolución de los recursos) y requiere como mínimo uno de los documentos arriba señalados, pero sin duda la carta de crédito de exportación es la más segura.

Para el financiamiento post embarque se presenta la factura comercial y el conocimiento de embarque. Es importante que el exportador conozca la fecha plazo de pago del financiamiento y la tasa de interés para evitar perjuicios futuros.

Una empresa debe ser eficiente en sus costos financieros y conocer los procedimientos. Si necesita una línea de crédito para capital de trabajo a 180 días y solicitó un financiamiento a 90 porque está segura que la cancelará y después se percata que no podrá cumplir, tendrá que prorrogar o renovar el financiamiento para evitar las tasas moratorias.

No solo eso, sino que pagará una tasa de 3% por la comisión de renovación cuando se fije un plazo adicional para devolver el financiamiento y si es un banco el porcentaje puede ser mayor. ¿Puede evitarse eso? Claro que sí. ¿Cómo? Pues se recomienda fijar el plazo a 180 días y si puede, cancelar la deuda antes. Si la empresa paga el 3% de la comisión de prórroga, que es un porcentaje no negociable, en la práctica diluye su negociación para tener tasas de crédito más competitivas.

Asimismo, cada vez que se renegocia la ampliación de los plazos de pago, debe pagar el costo de seguro Sepymex que asciende a 0.35% por 90 días o fracción. Si una empresa recibe financiamiento pre embarque a 60 días por US$100 mil, pagará US$413 de comisión de Sepymex, si vence el plazo y lo renueva por 30 días adicionales debe cancelar US$413 más y si lo renueva por un tercer periodo, seguirá sumando más US$. Lo único que logrará es encarecer sus costos financieros y reducir su rentabilidad.En conclusión, se recomienda a la empresa conocer el flujo comercial de financiamiento para no caer en sobrecostos, más aún si se tiene en cuenta que las entidades no explican al detalle las consecuencias por no tener bien establecidos los plazos. Recuerden que es mejor cancelar el préstamo antes del vencimiento. Preguntar siempre.