¿De verdad sirven los INCOTERMS? Parte 2

En mi artículo anterior hice una afirmación un poco temeraria: poner a los Incoterms como el centro del Seguro de Transporte Internacional. ¿A qué me refiero con esto? Evidentemente no espero desconocer que las pólizas de transporte han sido diseñadas para cubrir daños y/o pérdidas a mercaderías, sino que los Incoterms son la herramienta por excelencia que nos permite definir si debemos activar (o no) la cobertura de nuestra póliza de Seguros de Transporte.

Recordemos lo que le sucedió en el artículo anterior a nuestro amigo importador de productos médicos: él realizó una importación bajo el Incoterm FOB (Free On Board) y la mercadería fue robada antes de llegar al Puerto de Santos, con lo cual la responsabilidad de lo sucedido recaía en su proveedor (o exportador).

Resulta que este importador siguió mis consejos y reclamó vía correo electrónico a su proveedor. Creo que ni él ni yo nos esperábamos esta respuesta:

“Estimado cliente, lamentamos informarle que nuestra póliza de transporte solo cubre daños a la mercadería ocasionados por accidentes. Le sugerimos activar su póliza de transporte y, cuando haya sido indemnizado, nos contacte para hacer una nueva compra”.

Luego de la sorpresiva respuesta del proveedor, vino la primera pregunta del importador, que en ese momento ya se había convertido en mi cliente: “Carlos, ¿la compañía de seguros me va a pagar un siniestro que ocurrió cuando yo no tenía la responsabilidad por lo que le sucediera a la mercadería?”

Vamos a dividir la respuesta en tres escenarios diferentes, que dependerán del nivel de cobertura contratada:

Escenario 01:

En las Condiciones Particulares de algunas pólizas de transporte he encontrado redactada una condición que, palabras más, palabras menos, dice lo siguiente:

“La cobertura estará sujeta a los términos de compra/venta que se indiquen en la factura comercial emitida por el proveedor.”

Este es el escenario más exacto y estricto de la interpretación de los Incoterms pues, en resumen, esta condición dice que, si en base al Incoterm se define que no era tu responsabilidad, tu póliza no tiene por qué afectarse ni pagar nada.

¿Qué debería hacer un importador que tiene esta condición redactada en su póliza? En los contratos con sus proveedores debería tener condiciones muy específicas respecto al límite de la responsabilidad entre comprador y vendedor, y definir que la mercadería se paga cuando ha sido recibida (Pago Diferido).

Escenario 02:

Hay pólizas que no tienen condiciones redactadas, pero que cuentan con las coberturas de las denominadas Cláusulas del Instituto para Cargamentos (A, B o C). Estas cláusulas indican en su título “DURACIÓN” que la cobertura se inicia cuando la mercadería abandona el almacén designado para el inicio del viaje y termina (salvo algunas especificaciones) cuando la mercadería llega al almacén en el lugar definido como destino final.

¿Eso quiere decir que tendré cobertura durante todo el viaje? Sí, pero no. Me explico, estas mismas cláusulas indican que el Asegurado debe tener “INTERÉS ASEGURABLE”. ¿Y qué es eso? Pues, en resumen, saber si me perjudico económicamente con este siniestro.

Si me estoy perjudicando porque, por ejemplo, ya le pagué a mi proveedor, tengo interés asegurable y debería hacer dos cosas: reclamar formalmente a mi proveedor, a través de una carta, y activar la cobertura de mi póliza de seguros de transporte.

Escenario 03:

Existe una cobertura llamada “Cláusula Almacén a Almacén (warehouse to warehouse)”, que en resumen indica lo siguiente:

“No obstante lo que se indique en el contrato de compra/venta, o en la factura comercial, la mercadería está “protegida” desde el momento en que abandona el almacén donde se inició el transporte y culmina cuando la misma ingresó al almacén de destino, incluyendo todos los transbordos y demás.”

Esta cobertura es muy amplia y, en algunos casos, las compañías de seguros incluyen una condición que se tiene que cumplir siempre: primero hay que reclamar al exportador/proveedor y, si éste responde negativamente, se activa la cobertura.

Evidentemente no existen solo estos tres escenarios, pero creo que lo presentado resume las principales situaciones que se observan al momento de un siniestro. Como pueden ver, depende del “apetito de riesgo” de las compañías de seguros al incluir alguna de las condiciones mencionadas, pero, independientemente de los escenarios, siempre debes reclamar al responsable de los daños al momento de un siniestro.

Los Incoterms y los Seguros de Transporte son un mundo gigante por explorar. Es por eso que mis tres recomendaciones finales son:

  • Revisa el Incoterm con el que estás comprando o vendiendo (dependiendo de si eres el importador o el exportador).
  • En base a las responsabilidades asumidas con el Incoterm, revisa las condiciones de tu póliza de seguros y ten claro cuáles son tus pasos a seguir.
  • Para todo lo que se quede “en el aire”, elabora un contrato que recoja estos puntos.

Por último, ¿qué escenario le convendría más a nuestro amigo importador de material médico con lo poco que sabemos de su siniestro? Exactamente, para él, lo mejor sería tener unas coberturas como las que se indican en el Escenario 03.

En un siguiente artículo, ¡revisaremos su póliza!