Diversos modelos de Agroexportación

El fin de semana pasado, con los alumnos de la Escuela del Conocimiento Compartido, estábamos en clase y revisábamos algunos modelos al momento de exportar.

Cuando hablamos de unidades agrícolas pequeñas, o medianas, que no tienen la escala suficiente para exportar con costos competitivos, la mejor forma de hacerlo es asociarse.

Asociarse implica que, junto con otros pequeños o medianos agricultores, se tenga una oferta atractiva ante los compradores y además se pueda, por medio de un mayor volumen, tener precios de insumos y fletes más competitivos. Para concretar este objetivo, las asociaciones de agricultores con fines de exportación son los vehículos más adecuados. Existen también experiencias de consorcios, como es el caso de CPF (Consorcio Peruano de Frutas), fundado en 2001 y que al día de hoy tiene alrededor de 50 asociados que exportan cítricos, paltas y granadas. CPF ha logrado tanto éxito que ha desarrollado marcas propias en los mercados Internacionales.

En teoría, esta sería una forma de exportación indirecta, que implica menores riesgos y es el modelo más lógico para pequeños y medianos agricultores.

Existe también un modelo Agro exportador directo, que implica un negocio en el que las unidades productivas son más grandes e integradas; es decir, este exportador controla las operaciones de campo, las operaciones de empaque y la comercialización tanto del mercado nacional como la exportación. Aquí el riesgo suele ser mayor, ya que los niveles de inversión son más grandes.

Se ven múltiples variantes; muchas de estas exportadoras, por su tamaño o nivel de experiencia, pueden asociarse con sus clientes en el exterior, en toda la empresa o en unidades productivas específicas. También podemos encontrar fondos de inversión agrícola especializados, que las ayudan en su crecimiento y a llegar a una mayor escala o alcanzar una mejor diversificación.

Por otra parte, este fin de semana, con los alumnos, pudimos analizar otros modelos de negocios agrícolas que implican un más alto nivel de inversión y riesgo. Empresas Agro exportadoras de tamaño superior que, por su más alto volumen, requieren controlar en los mercados de destino la comercialización de sus productos y abren oficinas comerciales en Europa, Estados Unidos o China; de esta manera, se aseguran de obtener mejores retornos. Esta figura ya implica un grado de internacionalización, que requiere de mayor capital y más integración con el mercado.

Una variante de esta internacionalización se da por el lado productivo. Estas empresas, para tener una oferta más atractiva en su mercado objetivo, buscan ampliar la ventana de abastecimiento; de ahí que vemos empresas peruanas que no solo tienen cultivos de palta, o aguacate, en nuestro país, sino también en Colombia, como complemento de la ventana peruana.

En conclusión, se observa que existen una variedad de modelos para las empresas agroexportadoras y que cada vez más de ellas, en su búsqueda por integrarse al mercado o por complementar la oferta exportadora, se han internacionalizado. Espero esto los ayude a tener una visión más clara de cómo se mueven los modelos de negocios en nuestro sector.