El Drawback como promotor de las agroexportaciones en tiempos de COVID-19

Las agroexportaciones, en el mes de abril último y según ADEX, cayeron en un 29.3% debido a una contracción de la demanda internacional, que obedece a la recesión sin precedentes causada por la pandemia del COVID-19 que sufre el mundo y, por lo tanto, nuestros principales mercados de destino. 

Ello se refleja tanto en menores volúmenes como en menores precios, pese a que, según el BCR, en el mes anterior de marzo, se reportó un crecimiento de 9.3% con respecto al mismo período en 2019.

Similar a lo ocurrido en la crisis de 2009, algunos gremios recomiendan incrementar la tasa del Drawback, para amortiguar la caída de nuestras exportaciones no tradicionales. Por ello, es preciso definir qué es el Drawback.

¿Qué es el Drawback?
El Procedimiento General de Restitución de Derechos Arancelarios lo define como el “Régimen aduanero que permite obtener, como consecuencia de la exportación, la devolución de un porcentaje de 3% del valor FOB del bien exportado, en razón a que el costo de producción se ha visto incrementado por los derechos arancelarios que gravan la importación de insumos incorporados, o consumidos, en la producción del bien exportado”.

Es decir, dado que no podemos “exportar impuestos”, el Drawback es un mecanismo que busca restituir los derechos arancelarios pagados por insumos importados incorporados, o consumidos, en los bienes exportados.

¿Quiénes son sus beneficiarios?
Todos los productores exportadores de bienes no tradicionales, es decir, aquellos que participan de manera parcial, o total, del proceso productivo del bien no tradicional exportado. Siendo aplicable para todos los agroexportadores (exceptuando al café).

Este beneficio constituye una fuente adicional de ingreso que ha ayudado en contribuir con el desarrollo del sector de la agroindustria. A ello obedece la razón de que algunos gremios soliciten el incremento de su tasa.

¿Cómo se gestiona el Drawback en tiempos de COVID-19?
El exportador deberá presentar su solicitud de Drawback, a través del módulo del Drawback Web, en el portal de la SUNAT con su RUC y clave SOL.

Numerada la solicitud, el sistema de SUNAT podrá otorgarle la aprobación automática o solicitar una verificación documentaria.

Si es seleccionada la aprobación automática, en cinco días hábiles, como máximo, SUNAT procederá a abonar el Drawback, con el tipo de cambio de la fecha de aprobación de la solicitud, en la CCI del beneficiario previamente registrada.

Si es seleccionada la verificación documentaria, el exportador deberá entregar la información sustentatoria, impresa, a la aduana operativa de su preferencia. El funcionario de SUNAT lo revisará en un plazo máximo de dos días hábiles y el abono será en cinco días hábiles, como máximo, luego de aprobada la solicitud.

Debido a la coyuntura actual, las solicitudes que sean seleccionadas a verificación documentaria, se estarán enviando por email en PDF, para que el funcionario de SUNAT las revise en el mismo plazo máximo legal. La documentación en físico deberá ser regularizada finalizada la emergencia sanitaria. Esta es una facilidad que, para evitar la aglomeración de contribuyentes y frenar la propagación del COVID-19, otorga SUNAT, misma que saludamos y, desde nuestra humilde posición, solicitamos se mantenga luego de superada la emergencia sanitaria.