EL FUTURO DE LA FRUTICULTURA EN EL PERÚ

Desde hace ya algunos años, debido a la condición de la fruta de exportación, venimos atravesando ciertas dificultades. De forma puntual, quiero dedicar este artículo a los desafíos qué presenta el arándano en la campaña 2020.

En la campaña 2019, y en años anteriores también, se había escuchado sobre la falta de sabor del arándano peruano. El problema era, básicamente, que la acidez de la fruta no resultaba del total agrado del consumidor. Otro problema recurrente, con el que hemos tenido que lidiar, es la falta de bloom. Los mercados cada vez son más competitivos y está claro que el Perú, entre los meses de agosto a diciembre, llena el mercado de arándanos, principalmente el europeo y el norteamericano.

En los últimos años el Perú comenzó a hacer envíos de fruta a China; sin embargo, los estándares de calidad del país asiático hacen que las barreras de entrada no sean para todos. Las principales características que pide el mercado chino son bloom y sabor, que son los grandes puntos débiles que tiene la fruta peruana, sobre todo en el norte.

Si empezamos a ver el origen de estos problemas, podríamos identificar dos en concreto, ambos discutibles. El primero es un tema de clima; las lloviznas y la humedad, típicas de la costa peruana, aumentan la pérdida de pruina en la fruta (falta de bloom), por lo que la vida “post cosecha” del fruto se ve afectada. El segundo es la alta acidez, y esto viene desde una perspectiva muy personal (aparte de la nutrición); porque no existe un diferencial térmico que haga que la planta pueda translocar azúcares para tener un sabor más agradable para los mercados más exigentes, como el chino; en especial en algunas variedades, sobre todo la biloxi. Sin embargo, en la Fruit logística 2020, recibí muy buenos comentarios de la biloxi producida en Ica.

En adición a lo antes mencionado, hablé hace unos días con un cliente sobre estos puntos y los desafíos que tendrá el arándano peruano en el futuro. Una de las preguntas que surgieron fue: ¿de qué zona del Perú sale la mejor fruta?, la conclusión a la que llegamos es que de la sierra. Es obvio que la sierra tiene otras adversidades, pero tiene muchas ventajas. La sierra peruana ha sido tan infravalorada en el tema de los berries, que los empresarios deberían volver a dar un vistazo al alto potencial que tiene. La sierra tiene calidad de agua, clima y mano de obra que aún se puede explotar, es la oportunidad de dar valor al potencial siempre infravalorado; pocas empresas han sabido explotar todas estas ventajas y están haciendo cosas realmente sobresalientes. En poco tiempo, la cereza puede ser un siguiente aliado del agricultor peruano y, aunque no tengo mucha información de los últimos avances, debemos dar los siguientes pasos hacia el futuro y aprovechar todas las ventajas que tiene el Perú para así conseguir un crecimiento ordenado en el sector.