El mercado no explorado de los sub productos

Con los altos volúmenes de fruta con los que ha contado el Perú en los últimos años; tanto de uva, como de arándano, mango, cítricos, granada y palta; el mercado nacional no es capaz de absorber tales volúmenes, que son distribuidos a los principales mercados de abastecimiento del país, sobre todo en Lima. Los exportadores son capaces de saturar los mercados con rapidez y, está claro, que la venta de esa fruta va como un costo hundido. Sin embargo, se mueven grandes cantidades de dinero, muchas veces de origen informal.

Nuestros niveles de aprovechamiento de la fruta del mercado nacional son muy bajos, en el caso de los arándanos, pocas empresas están en el mercado de congelados. Si bien este no tiene los mismos retornos que el de frescos, sigue siendo una opción bastante viable; también su comercialización como fruto deshidratado resulta una gran opción como snack saludable o para acompañar cereales.

En el caso de la granada, el Perú se convirtió en uno de los principales exportadores de este fruto; cuyo precio, año tras año, ha ido a la baja. Sin embargo, en las semanas pico de producción, el mercado nacional se saturaba bastante rápido, llegando a precios que bordeaban los 0.2 centavos de sol. Hace algunas campañas surgió, con poco éxito, la venta de arilos de granada. Sin embargo, el costo de la maquila y los traslados, lo hacían poco accesible a todos los productores. Además, los arilos son altamente perecibles y el transporte aéreo se lleva gran parte del costo de este producto. Aun así, existe una posibilidad con los jugos de granada, que podrían ser una opción viable dadas las excelentes propiedades que posee este fruto, considerado una super fruta.

En el caso de la palta, este producto es altamente conocido por sus propiedades, debido a su contenido de Omega 3 y Omega 6. Es por ello, por ejemplo, que la industria de aceite de palta en Chile es una opción bastante viable; es curioso, además, que el Perú no sea un gran consumidor de palta Hass, por lo que, con el descarte, se podría dar este valor agregado.

Un tema importante a considerar es que, siendo Perú uno de los principales exportadores de uva, tenemos un alto porcentaje de importaciones de pasas de Chile, esto nos da una medición de las debilidades del sector. Considero que, como país, debemos empezar a desarrollar la industria de alimentos a partir de las principales materias primas con las que contamos; dándoles valor agregado. Tenemos materia prima en exceso, y debemos buscar la manera de mejorar los costos a través de nuevas tecnologías e investigación. Así haremos factible la posibilidad de ingresar al mercado saludable que viene en desarrollo.