Estrategias para que las empresas afronten los desafíos del COVID-19

La crisis del COVID -19 nos tomó a los empresarios por sorpresa, algunas empresas dejaron de facturar de la noche a la mañana y otras se mantuvieron con capacidades mermadas y con menor demanda. Esta vulnerabilidad se replicó en todos los sectores económicos y en las principales economías del mundo al mismo tiempo. Muchas empresas hemos tomado medidas reactivas, como ajustar nuestro flujo de caja, trabajar remotamente, implementar protocolos de bioseguridad reduciendo la carga de trabajo y solicitar ayuda gubernamental a programas como REACTIVA PERÚ.

Estando muy cerca al levantamiento de la cuarentena, al menos de forma parcial, después de todo este frenesí caótico, nos hacemos la pregunta:

Ahora ¿por dónde empezar?
En un artículo publicado por el MIT, el profesor Michael Wade, presidente de Cisco Digital Business Transformation en IMD Suiza, ha identificado tres estrategias de infraestructura organizacional para cuando los mercados comiencen a moverse en un escenario post COVID-19.

Estrategia 1: Mismos productos, diferentes canales
En esta estrategia se ofrece los mismos productos pre COVID-19 o similares, pero usando un nuevo canal en línea. Por ejemplo, catálogos en línea para productos físicos y que posteriormente se hace el delivery, como es el caso de las grandes tiendas por departamento de ropa, electrónica, línea blanca y otros productos. También, los estudios de abogados comenzaron a dar webinars para orientar a sus clientes sobre las medidas que el Gobierno está dando en este Estado de Emergencia, abogados cuyas especialidades en aspectos laborales, tributarios y contractuales, son los más solicitados en estos momentos, presentado sus mismos servicios, pero por un canal diferente (Zoom). El cierre de los gimnasios originó un nuevo canal de distribución de sus servicios por medio de clases virtuales a sus clientes. Del mismo modo, las universidades y colegios han comenzado a prestar sus servicios con plataformas en línea, algunas con más éxito que otras.

Estrategia 2: Misma infraestructura, diferentes productos
Existe una disminución de la demanda de varios productos y servicios. Muchas plantas funcionan por debajo de su capacidad, teniendo líneas de producción libres para utilizar. Tal es el caso de una empresa que hace paños para la exportación de espárragos frescos (mercado con una logística difícil en estos días, debido a la falta de aviones) y que ahora aprovecha su infraestructura para hacer tapabocas de tela. Algunas empresas como hoteles, están usando su infraestructura para ofrecer nuevos tipos de servicios, como por ejemplo sirviendo al Estado como centros de aislamientos. Además, podemos ver este tipo de estrategia cuando La Marina de Guerra del Perú comenzó a fabricar respiradores mecánicos en sus instalaciones, donde antes se hacía un instrumental muy distinto. Otro ejemplo a resaltar es el de la Pastelería San Antonio, que ha modificado el layout de sus locales y ahora, adicionalmente, venderá productos comestibles de primera necesidad.

Estrategia 3: Mismos productos, infraestructura diferente
Algunas empresas, como las del sector de agro exportación moderno, han ido aumentando su producción en la medida que la demanda de sus mercados, como a Asia y Europa, han comenzado a salir de la crisis. Sin embargo, para aumentar su producción en tiempos de COVID-19, se tiene que adaptar nueva infraestructura y procedimientos adicionales para asegurar la bioseguridad de las personas y sus productos.

Los medios de transportes van a cambiar de infraestructura, pasaremos de un sistema de transporte masivo a adaptar nuestras pistas a sistemas de transportes más individuales como bicicletas o scooters, como ya está comenzando a suceder en algunos distritos.

Como vemos, varias empresas en todos los sectores ya están pensando por dónde empezar.

Sugiero que se pregunten ¿podemos ofrecer una versión de nuestros productos o servicios a través de un canal en línea? ¿podemos usar nuestra infraestructura existente para producir productos u ofrecer servicios que el mercado requiere ahora? ¿cómo podemos aumentar rápidamente nuestras capacidades para producir y distribuir productos o servicios? Estas preguntas relevantes son la que ustedes, amigos, deben hacerse en estos momentos, las respuestas van a requerir una gran dosis de creatividad, que estoy seguro tienen. Mucha Suerte.