Finalmente, la “Pérdida de Beneficios por Covid 19”, ¿está cubierta por mi Póliza de Seguro?

Acabamos de cumplir cien (100) días desde que, debido a la emergencia sanitaria causada por la pandemia de Covid-19, se inició el Estado de Emergencia decretado por el Gobierno; y uno de los temas del que más se ha hablado desde el inicio de este período, en lo que a nuestro mercado (el de seguros) se refiere, es la posibilidad de activar la cobertura de Lucro Cesante o Pérdida de Beneficios debido a la paralización de los negocios.

Debo confesar que esta pregunta ha sido sumamente interesante para mí por dos aspectos:

El primero es el económico, porque hice varias consultorías para Corredores de Seguro; revisé las pólizas de sus asegurados y emití informes sobre la procedencia o no de la activación de la cobertura, trabajo que obviamente fue facturado.

Pero llama mi atención sobre todo por el segundo aspecto, ya que, en mi búsqueda de esta respuesta, leí mucha de la bibliografía existente, analicé los condicionados de Incendio, Multirriesgo y Lucro Cesante de las compañías de seguro del mercado local, participé en foros peruanos y latinoamericanos al respecto, y devoré noticias mundiales que pude encontrar en internet; lo que representó para mí una increíble oportunidad para ampliar mis conocimientos y, por ende, de crecimiento profesional.

Imagino que, a estas alturas, como lector ya debes de estar pensado: “ya pues, no la hagas larga y suelta la respuesta”, y a eso me dirijo, no desesperes; aunque antes debo aclarar que se trata solo de una opinión personal que no debe considerarse como una posición frente a una compañía de seguros o similar, y que estoy seguro de que hay muchas posiciones discrepantes a la mía.

Como comentaba, he revisado pólizas, condicionados, bibliografía, he participado en foros y leído noticias, y la respuesta que debo entregarles en este momento es: DEPENDE.

Sí, en efecto, depende del tipo de póliza contratada y, sobre todo, de las condiciones contratadas para dicha póliza si la pérdida de beneficios, producto de la paralización por Covid-19, estará cubierta o no. Me explico:

En la totalidad de pólizas que he revisado, y en los condicionados de póliza del mercado local, la activación de la cobertura de Lucro Cesante (pérdida de beneficios) está supeditada a que la paralización del negocio se haya producido como consecuencia de un daño físico (material) cubierto por la póliza principal, ya sea de incendio o multirriesgo; por lo tanto, al no cumplirse el condicionante o gatillero detonador, no se puede activar la cobertura.

Un dato adicional es que los condicionados de Lucro Cesante (pérdida de beneficios), excluyen expresamente el riesgo de pandemia, o sea, por ningún lado podríamos reclamar cobertura.

Sin embargo, existen casos en el mercado mundial en los que sí se ha activado la cobertura de Pérdida de Beneficios como consecuencia de esta pandemia; probablemente el más emblemático es el caso de Wimbledon, uno de los torneos de tenis más importantes, cuyos organizadores, luego de que en 2003 no pudieran realizar el evento debido a un brote de Coronavirus, tomaron la decisión de contratar un seguro que los cubriera ante una imposibilidad de realizar el evento debido a una pandemia por coronavirus.

Pagaron un aproximado de USD 1.5 millones de prima de seguros cada año y, en abril del presente, al anunciar la no realización del evento, activaron el seguro y cobraron alrededor de USD 130 millones. Este importe no representa el total de la utilidad que hubieran logrado si se realizaba el evento, pero sí cubre los costos por la no realización.

Otros casos de activación de cobertura y cobro de seguro que he visto son de hoteles y restaurantes en España y Francia, quienes contrataron seguros que específicamente cubrían pérdidas de ingresos por paralización debido a una pandemia.

En conclusión, y en mi opinión, el poder cobrarle al seguro el Lucro Cesante y/o la Pérdida de Beneficios, debido a la paralización del negocio como consecuencia de una pandemia, DEPENDE de la cobertura que se haya contratado.

Por último, considero que esta experiencia debe enseñarnos, a los que trabajamos en el mercado de seguros, que la labor de asesoría tiene que ir de la mano de un Estudio de Riesgos y de una correcta Gestión de Riesgos; y que, de haber tenido contratada la cobertura adecuada, muchos asegurados podrían activar sus seguros y estarían cobrando sus indemnizaciones en estos momentos.