Flujo de caja y utilidad ¿Qué es lo más importante? Parte 1

Muchos financistas comentan que Cash is King, demuestra nuestra preocupación por el flujo de caja de nuestras organizaciones sobre todo en estos momentos del COVID-19.

El flujo de caja y la utilidad son métricas financieras importantes en los negocios, y no es raro que algunas personas no familiarizadas con el mundo de las finanzas y la contabilidad, confundan ocasionalmente los dos términos. Pero el flujo de efectivo y las utilidades no son lo mismo, y es fundamental comprender la diferencia entre ellos para tomar decisiones claves con respecto al desempeño y la salud financiera de una empresa.

¿Qué es el flujo de caja?
El efectivo entra y sale constantemente de un negocio. Cuando una bodega compra inventario, por ejemplo, abarrotes de primera necesidad, el dinero fluye del negocio hacia sus proveedores. Cuando esa misma bodega vende algo del inventario, sus clientes ingresan efectivo al negocio. Cuando la bodega paga a sus trabajadores o recibos de servicios públicos, el efectivo sale del negocio hacia ellos. También este negocio puede ser alguien que vende ropa a crédito o joyas a crédito, recauda los ingresos en cuotas mensuales, de esta forma el efectivo fluye hacia el negocio en partes.

El flujo de efectivo se refiere al saldo neto de efectivo que entra y sale de un negocio en un momento específico.

El flujo de caja puede ser positivo o negativo. El flujo de caja positivo indica que una empresa tiene más dinero en movimiento que fuera de él. El flujo de caja negativo indica que una empresa tiene más dinero saliendo de él que a él.

El flujo de caja se puede dividir en tres categorías principales:

Flujo de caja operativo: Se refiere al efectivo neto generado por las operaciones comerciales normales de una empresa. En compañías que crecen y se expanden activamente, se requiere un flujo de caja positivo para mantener el crecimiento del negocio.
Flujo de caja de inversión: Se refiere al efectivo neto generado de las actividades relacionadas con la inversión de una empresa, las inversiones en valores, la compra de activos fijos, como: equipos, propiedades o la venta de activos. En compañías saludables que están invirtiendo activamente en sus negocios, este número a menudo será negativo.
Flujo de caja de financiación: Se refiere específicamente a cómo se mueve el efectivo entre una empresa y sus inversionistas, propietarios o acreedores. Es el efectivo neto generado para financiar la empresa y puede incluir pagos de deuda, capital y dividendos.

El estado de flujo de efectivo
El flujo de efectivo generalmente se informa en el estado de flujo de efectivo, un documento financiero diseñado para proporcionar un análisis detallado de lo que sucedió con el efectivo de una empresa durante un período de tiempo específico. El documento muestra las diferentes áreas en las que una compañía usó o recibió efectivo y concilia los saldos de efectivo iniciales y finales.

Estos son los conceptos básicos cuando hablamos de flujo de caja, para todos aquellos no familiarizados con estos conceptos, esto le servirá de guía para entender los temas financieros que se están viendo en estos momentos de emergencia. Mañana veremos el tema relación a la utilidad.