Sobre nuestra Metodología de Aprendizaje

Estamos ya cerca de iniciar el curso “Introducción al Agro Moderno” este 22 de junio, y nos sentimos muy contentos por la gran aceptación que hemos tenido hasta el momento.

Nuestra metodología de aprendizaje se basa en un “círculo virtuoso” en el que el alumno pasa por cuatro etapas: Conocimiento, práctica, feedback y reflexión.

Las empresas se esfuerzan en capacitar a sus trabajadores, profesionales que trabajan a diario en temas afines con sus especialidades, pero que, sin embargo, necesitan adquirir algunas competencias o habilidades nuevas, para así cumplir con sus funciones de forma más eficiente. Son muy pocas las veces en que un empleado sale de un seminario, curso o capacitación, y aplica en su trabajo el conocimiento adquirido. Es por esta razón que la educación debe continuar, incluso fuera del aula.

Para cumplir con este objetivo, en la Escuela del Conocimiento Compartido (ECC) nos preocupamos por elaborar cursos con contenido que facilite la adquisición de conocimiento de aplicación inmediata para la industria. Nuestros tutores son personas que trabajan en el día a día en los temas que imparten. Además, nos apoyamos en la valiosa herramienta que la tecnología representa. Nuestras clases quedan grabadas en nuestra plataforma y, de esta manera, nuestros alumnos pueden aprender a su propio ritmo, y recurrir a esta información las veces que lo necesiten. Incluso después de terminado el curso, todos los materiales, incluidas las clases grabadas, quedan a su completa disposición.

Pero preocuparnos de que el alumno adquiera nuevos conocimientos es solo la primera parte de nuestro círculo virtuoso. Por medio de la tecnología, conseguimos que los alumnos se acerquen a nuestros tutores, para que ellos los acompañen en la práctica de lo estudiado. Las video conferencias sirven de guía y se les facilita la casuística que pueden utilizar para la aplicación de lo aprendido. 

Como tercer elemento fomentamos la comunicación en grupo por medio de foros, y la personalizada con los tutores y/o especialistas. Con esta metodología bidireccional nos aseguramos de que se apliquen de manera correcta los conocimientos en sus ámbitos de trabajo. A esto lo llamamos “feedback activo”, sistema fomentado por nuestra escuela.

Finalmente, buscamos una etapa de reflexión en el alumnado. La reflexión es importante, porque contribuye con la solución de problemas, genera en el estudiante pensamiento crítico y desarrolla la inteligencia emocional.

Por medio de sus publicaciones, queremos que el alumno comparta con la comunidad de la Escuela y explique de qué forma aplicó lo aprendido; cómo los tutores lo ayudaron con el feeback y, finalmente, la reflexión que lo llevó a aprender una habilidad aplicable en su trabajo cotidiano que lo convirtió en un mejor profesional. Esta es la metodología de la Escuela del Conocimiento Compartido y este curso será muy importante para llevar a cabo una educación responsable, que utiliza nuestra metodología enfocada en los valiosos cuatro componentes del círculo virtuoso de la educación.