Tips para que PYMES importen exitosamente

Las operaciones de importación crecen constantemente, acorde a las necesidades de nuestros mercados internos, y amplían de esta manera las oportunidades de inversión y negocios en pequeñas y medianas empresas. Los productos de importación son de diversas naturalezas y usos, por ello, es importante que las empresas importadoras conozcan los requisitos para evitar tener decepciones en la operación.

Con la finalidad de que no se cometan actos ilícitos en los procedimientos, la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT) supervisa que se aplique de forma correcta la normatividad aduanera nacional.

Las empresas pequeñas, o medianas, que quieran iniciar, mejorar o culminar con éxito sus importaciones, deben seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Identificación de mercancías: Verificar si las mercancías son restringidas, prohibidas o de libre disposición, para evitar que la Administración Aduanera genere retrasos o impida el ingreso de las mismas.
  2. Acuerdos comerciales: Estar al tanto de la aplicación de acuerdos arancelarios con diversos países es beneficioso para las empresas importadoras, porque las desgravaciones aplicadas a productos negociados permiten aligerar los costos de importación.
  3. Tributos a pagar: La importación de una mercancía no solo consiste en el pago por la obtención del producto, y en los gastos conexos de transporte y seguro, también se deben calcular los tributos aplicables a las mismas. Recordar siempre la aplicación de percepción como adelanto del Impuesto General a las Ventas (IGV) por las futuras ventas de las mercancías al mercado local.
  4. Formas de declaración: Acorde al valor de las mercancías, existen dos formas de declarar ante la Administración Aduanera.

    La primera es el Despacho Simplificado cuyo valor de mercancías no debe superar los dos mil dólares americanos (USD $2,000) y, en este caso, el importador puede realizar por sí mismo el trámite ante SUNAT.

    La segunda es la Declaración Aduanera de Mercancías (DAM), en la que el valor de la mercancía supera los dos mil dólares americanos (USD $2,000) y, de ser así, los importadores requieren de los servicios de un agente de aduana para realizar el trámite ante la Administración Aduanera.
  5. Modalidades de despacho: Son tres las modalidades de despacho, cada una acorde con las necesidades de los importadores.

    El despacho diferido, uno de los más utilizados, consiste en presentar la documentación de despacho de las mercancías, ante la Administración Aduanera, cuando se confirma el arribo del medio de transporte al territorio Aduanero nacional.

    El despacho anticipado, por su parte, radica en presentar la documentación de despacho de estas, ante la Administración Aduanera, antes del arribo del medio de transporte al territorio Aduanero nacional y es promovida por la Administración Aduanera, dado que representa una de las modalidades más convenientes para el ahorro de costos de importación.

    En el caso del despacho urgente, por otro lado, se puede presentar la documentación antes del arribo del medio de transporte o una vez confirmado el arribo del mismo. Esta modalidad puede ser utilizada únicamente si se cumple con la naturaleza de las mercancías o uso de las mismas según requisitos específicos.
  6. Valoración Aduanera: La Administración Aduanera revisa los precios declarados por el importador, para corroborar que estos se encuentren estandarizados con lo indicado por los demás importadores del rubro y así no perjudicar a los importadores de buena fe. En este proceso el importador debe sustentar el valor declarado en la factura comercial ante la Administración Aduanera con documentos bancarios, registros contables y/o listas de precios, entre otros.